Cada vez son más los trabajos de fotogrametría en los que intervienen drones. Las resoluciones que ofrecen, el bajo riesgo y la rapidez, son factores decivisivos. Aportan mayor valor y resultados finales de calidad.

La fotogrametría es una técnica que tiene por objetivo estudiar y definir de manera precisa, las dimensiones, formas y posición de un objeto en el espacio.  Para ello, utilizamos las medidas obtenidas de ese objeto, a partir de fotografías que se le han realizado.

El uso de drones ha supuesto un gran avance en labores de fotogrametría aérea. Ahora es posible obtener resoluciones mucho mayores además de aumentar significativamente la rapidez en su realización.

Una vez hechas las fotografías, se crea una nube de puntos georeferenciada. Esa nube de puntos se exporta en los formatos estándares para su procesamiento. Esto hace posible la creación de MDT (modelos digitales del terreno) y MDS (modelos digitales de superficie). Basándonos en ellos, podemos efectuar distintos tipos de mediciones.

La mayor parte de los trabajos de fotogrametría que se llevan a cabo utilizando drones son:

  • Topografía: La reproducción de terrenos para la obtención de ortofotografías. Mediante el uso de sistemas de información geográfica, podremos obtener distancias, coordenadas, volúmenes, áreas…
  • Arquitectura: Mediante la creación de un modelo digital de elevaciones, es posible conseguir curvas de nivel y perfiles. Muy útil en lo relacionado con canteras por ejemplo.
  • Arquitectura y Patrimonio: reproducción de edificaciones para la obtención de modelos 3D
  • Arqueología y Paleontología: por ejemplo para la reproducción 3D de yacimientos. Este es el caso del trabajo que hace un tiempo realizamos en Bueña (Teruel). El objetivo era crear archivos para su conservación dado que por la facilidad con la que se erosiona este terreno, con el tiempo este yacimiento desaparecerá.
  • Cartografía, ordenación del territorio.

Un buen resultado depende de una buena planificación y experiencia en este tipo de vuelos. Utilizar el dron adecuado también es de máxima importancia.

El primer paso consiste en programar la ruta. Para ello generaremos los waypoints que marcarán los puntos de paso que debe seguir nuestro dron.

ACG Drone_topografía_nube de puntos

Calcularemos la altura a la que debemos realizar el vuelo dependiendo de la resolución que necesitemos lograr.

Es imprescindible calcular el solapamiento de imágenes tanto longitudinal como transversal más adecuado. En cada fotografía, debe aparecer parte de la imagen del objeto tomada en su fotografía predecesora y en la sucesora. Ocurrirá lo mismo en las fotografías que representen los laterales del objeto. Estas deben contener parte de la información que ya aparezca en la foto anterior y parte de la que aparezca en la siguiente.

Aunque el software utilizado para la planificación de vuelos ya aporta esta información, es importante que intervenga la experiencia del piloto. El estudio previo del terreno es también un factor decisivo.

La elección de drones y sensores adecuados, también es vital para llevar a cabo trabajos de calidad. Si el trabajo se realiza con multirrotores, estos deben ser estables y con posibilidad de cargar distintos sensores. Cuando hablamos de grandes superficies entonces la mejor elección será un dron de ala fija. Este nos aportará la autonomía de vuelo necesaria para trabajar con precisión y rapidez. En ambos casos, los sensores deberán ser indiscutiblemente de calidad. Una grabación en 4K asegura nitidez y resolución en las imágenes recogidas.

El procesado posterior de imágenes también debe ser realizado por profesionales en la materia. Sólo de esa forma se conseguirán resultados óptimos.

Los drones aportan un buen número de ventajas frente a los procesos fotogramétricos convencionales.

Una de esas principales ventajas es la reducción de riesgos para los operarios. Los drones hacen innecesario que por ejemplo los topógrafos tengan que transitar por terrenos peligrosos. Los drones son capaces de capturar imágenes de los lugares más inaccesibles de forma eficaz.

La toma de imágenes se realiza con enorme rapidez comparado con los procesos manuales. Ese ahorro de tiempo también se traduce en ahorro económico.

Gracias a la cantidad de puntos que se pueden obtener, el resultado es absolutamente fiel a la realidad del terreno.

Frente a otros medios aéreos (helicópteros, avionetas…) las resoluciones obtenidas son mucho mayores. En parte esto es debido a la posibilidad de realizar vuelos a baja altura. Ocurre lo mismo si comparamos las imágenes conseguidas con drones frente a las que proporcionan los satélites.

Este tipo de trabajos es una de las especialidades de ACG Drone.  Además ahora contamos con autorización de AESA para realizar vuelos en entorno urbano, CTR civil y algunos espacios militares.

Visita este enlace si quieres descubrir nuestro equipamiento y no dudes en hacernos llegar tus consultas:  info@acgdrone.com – Teléfono: 670 279 737

Shares